Comentarios biografico-pedagógicos para mi "campaña" al Senado. Inventando la rueda (I)


#1

Me postulé para la lista al Senado, por muchas razones, la principal para ayudar a crear las condiciones institucionales y organizacionales que permitan desde el Movimiento Libertario transformar la relación de poder entre los ciudadanos y el estado. Como parte de ese apoyo lo que más puedo aportar es mi experiencia política sobre todo para transferir lecciones y reflexiones a los que apenas comienzan a mirar estas lides, o bien porque son muy jovenes o bien porque nunca han estado muy involucrados en estos temas.

He sido candidato, miembro de lista, apoyo electoral, facilitador político y activista civico en diferentes momentos. Y al pensar en escribir este texto me di cuenta que ya acumulo 20 años de participar relativamente cerca de la configuración ritual del Leviatán. Desde 1997 cuando apoyé la conformación de una organización con pretensiones nacionales llamada “Universitarios Haciendo Nación” pero que tenía base electoral en Medellín.

UHN estaba tejida entre representates estudiantiles de universidades públicas y privadas que se venían articulando en medio de las inmensas oleadas de violencia que tocó padecer en esa década y que entre tensiones de liderazgo, mesianismo y mecenazgo cuajó en una candidatura al concejo… Yo no los acompañé hasta ese punto, pero la experiencia me tocó lo suficiente como para terminar de convertir a un representante estudiantil de ingeniería civil en un activista civico de un proceso pedagógico que se llamó Voto Inteligente.

En 1997 fue mi primer viaje a Medellin, al Pleno Ejecutivo de Estudiantes de Ingeniero Civil, con visita a la novia de la EAFIT y compañera de la misma organización ANEIC, era mi noveno semestre, por si acaso alguno de los universitarios se puede sentir representado. Ya había conocido en Bogotá a Santiago Veléz Trucco, Rudolf Hommes en ese momento Rector de Los Andes nos había mandado llamar a los lideres estudiantiles universitarios porque nos querían presentar un proyecto estudiantil interuniversitario que se estaba armando en Antioquia con apoyo del Sindicato. Ahí conocí al que después sería el concejal.

Obviamente hice la triple vuelta en ese primer viaje a Medellín, novia, organización y elecciones. Sin embargo gracias a mi novia y la organización pude conversar con otro lider estundiantil de Medellín que tenía una versión diferente de UHN a la que nos había contado Velez Trucco… y que con los años tendría muchisma mayor influencia: Augusto Posada.

Con Augusto nos encontrariamos en el futuro en temas políticos y en temas electorales, compartir cierto núcleo generacional y cierta historia personal y redes de afecto facilita conversaciones. Tuvimos que tratar algunos puntos sobre la situación de la EAFIT en la Asociación Nacional de Estudiantes de Ingeniería Civil… sin embargo en el vario final evidentemente traje a colación a Velez Trucco, para resumir el cierre que él dio: “Es un contradictor político pero es un buen tipo”. Mi respeto por Veléz Trucco aumentó, pero ciertamente Augusto se había ganado mi admiración personal y política.

Con los años la verdadera lección político electoral que obtuve de UHN fue que lo que importa es el largo plazo. Santiago Veléz Trucco tuvo el éxito electoral, el respaldo financiero, la favorabilidad de los medios y redes de voluntarios que lo acompañaron en ese año. Sin embargo, Augusto Posada fue el que con un ascenso mucho más planificado terminó creando una verdadera fuerza electoral… él sería candidato al congreso en 1998 y perdería esas elecciones… entre el 2012 y el 2013 llegaría a ser presidente de la Camara de Representates.


C b-p para "mi" "campaña" al Senado: Inventando la rueda (II)